Yoga: ejercicios para una buena salud

El yoga es una práctica de espiritual que se desarrolló hace miles de años, y nos permite conectar, a través de diferentes posturas o actividades, nuestra mente, cuerpo y la respiración.

La palabra yoga, de hecho, viene del sánscrito y significa unión. Lo que en sus orígenes surgió como una práctica de relajación y meditación en religiones como el hinduismo o budismo, a lo largo de los años ha ido transformándose y evolucionando en distintos tipos de disciplinas, orientadas a conseguir diferentes efectos en nuestro cuerpo y nuestra vida en general.

Hoy en día, el yoga es practicado por millones de personas en todo el mundo, de todas las edades y sexos. Se ha convertido, poco a poco, en una de las primeras opciones de ejercicio para una vida saludable en muchos países, donde se ofrece una formación extensiva para los diferentes estilos de yoga.

El yoga nos trae al presente, al único lugar donde la vida existe.

Estilos de yoga

Como hemos comentado en el párrafo anterior, el yoga ha ido evolucionando a lo largo de su historia y se han ido creando nuevos estilos y prácticas, destinados a diferentes grupos de personas o pensados para conseguir distintos objetivos. En concreto, los estilos más populares de yoga hoy en día son:

Ashtanga o Yoga de poder

Tal vez el estilo de yoga más extendido en todo el mundo, y uno de los más exigentes físicamente. En las clases de Ashtanga, el practicante debe seguir las posturas del instructor a su mismo ritmo, que variará dependiendo de la intensidad del ejercicio.

Bikram o yoga caliente

Un estilo de yoga que se ha popularizado mucho en los últimos años y que consiste en completar series de 26 posturas en una habitación con alta temperatura, entre 35 y 37 grados, y cuyo objetivo es purificar el cuerpo a través del sudor, así como trabajar en nuestra elasticidad y musculatura. Es una práctica altamente exigente y no apta para todo tipo de público, ya que practicar ejercicio en habitaciones de calor puede ser extenuante.

Vinyasa Krama Yoga o Yoga de la respiración

Este método de yoga fue desarrollado hace aproximadamente 80 años y tiene como premisa el ejercicio del yoga para la coordinación de la respiración y el movimiento, consiguiendo una mayor integración de cuerpo y mente. Durante las sesiones de formación, el practicante deberá ir realizando diferentes posturas que deberá sincronizar con su respiración.

Beneficios del yoga

Además de los beneficios evidentes de esta práctica milenaria, como pueden ser mejorar la flexibilidad, la postura y el estado físico en general, al yoga se le han atribuido otros beneficios que afectan directamente a nuestro estilo de vida:

  1. Reduce la presión arterial y la frecuencia cardíaca.
  2. Reduce el estrés y ayuda a relajarse.
  3. Mejora la relación mente-cuerpo, mejorando nuestra confianza en uno mismo.
  4. Mejora la coordinación a través de la práctica de nuevas posturas.
  5. Mejora la concentración y la eficiencia.

Además, como cualquier deporte, el yoga puede ayudarnos a combatir fases de ansiedad, insomnio o incluso depresión. Al realizar esfuerzos físicos, nuestro cuerpo libera endorfinas, que son las encargadas de hacernos sentir bien, también conocidas como “hormonas de la felicidad”.

Si estás buscando un deporte para toda la vida, que permita mejorar tu calidad de vida y descubrir mucho más que un ejercicio físico, ¡acércate a tu escuela de yoga más cercana!

In this article

Join the Conversation