Energía fotovoltaica para salvar el planeta

energía fotovoltaica

Tras la cumbre por el cambio climático acontecida en Madrid el pasado mes de diciembre, el cambio climático y el calentamiento global vuelve a estar en boca de todos. La deforestación, el aumento de los gases de efecto invernadero y la cantidad de energías no renovables de las que depende nuestra economía, están poniendo en peligro la existencia de nuestro planeta tal y como lo conocemos.

Sin embargo, ¿conoces las alternativas? ¿Qué puedes hacer para colaborar a proteger el medio ambiente?

¿Qué es la energía fotovoltaica?

En pocas palabras, la energía fotovoltaica es la transformación de la radiación solar en electricidad. Es decir, es la posibilidad de convertir la luz del sol, fuente inagotable y gratuita de calor, en electricidad para nuestro uso cotidiano.

Este tipo de energía renovable y sostenible con el medio ambiente es, a día de hoy, la solución más factible y rentable al calentamiento global, ya que nos permitiría recibir cantidades de electricidad barata, sostenible e ilimitada para nuestro día a día, ya sea para uso individual o empresarial.

El desafío de la eficiencia energética

Entendemos por eficiencia energética la posibilidad de conseguir abastecer un hogar, región o país de la energía que necesita, utilizando para ello el menor número de recursos posibles. Es decir, conseguir el mismo resultado a mucho menor coste (ya sea financiero o de recursos).

Para comprenderlo mejor, pongamos el ejemplo de un hogar en el norte de España, donde las temperaturas bajo cero en los meses de invierno. A día de hoy, la mayoría de hogares españoles continúan utilizando fuentes de energía fósil no renovables, costosas e insostenibles con el medio ambiente. Sin embargo, es posible conseguir el mismo resultado utilizando muchos menos recursos.

Si bien es cierto que la eficiencia energética depende de multitud de factores, la energía fotovoltaica supone un condicionante sine qua non para su consecución. El aislamiento de las paredes, la iluminación led o tragaluces naturales, o una correcta distribución del área de la casa permitirán ahorrar cierta cantidad de energía… Sin embargo, la energía fotovoltaica es la que puede permitirnos reducir hasta un 80% nuestra factura de la luz.

Un vistazo al futuro

La energía fotovoltaica y las energías renovables en general son la mejor alternativa (y la única alternativa, a día de hoy) para conseguir salvar el medio ambiente tal y como lo conocemos. Parece evidente que su uso continuará extendiéndose durante los próximos 10 años, hasta alcanzar la total aceptación en el mercado para el año 2030.

Tal es así que China, la mayor economía del mundo, ha puesto en marcha la mayor planta solar del mundo, cubriendo un área total de más de 1.200 kilómetros cuadrados, con el objetivo de garantizar que el país recibe más de la mitad de la producción energética de energías renovables para el año 2040.

Sin embargo, todavía son muchos los escépticos que dudan de la viabilidad de este cambio industrial sin precedentes.

Una cosa está clara, a medida que pase el tiempo, la sociedad irá tomando más consciencia de la importancia de un cambio de actitud frente al cambio climático y el calentamiento global. Y tú, ¿estás preparado para el cambio?

In this article

Join the Conversation