Beneficios y usos del Aloe Vera

planta magica

Utilización externa del Aloe Vera

Para uso tópico, no hace falta desprender el cristal de la hoja o cáscara, ya que no se va a consumir y de esta manera sus efectos son más rápidos y significativos; es importante asear adecuadamente la zona donde se va a aplicar el cataplasma, antes de comenzar a ponerlo, ya que el aloe vera es de rápida penetración en la piel, y con la piel sucia podríamos obtener un resultado no deseado del tratamiento.

Como aplicar el Aloe Vera

La aplicación tópica del gel o cristal de aloe vera, es sumamente útil para humectar la piel, calmar el dolor, escozor e irritación, desinflamar y desinfectar; así mismo, es efectivo aplicándolo sobre piel quemada por el sol, erupciones y traumatismos, estimulando la pronta recuperación y cicatrización. No obstante, no se trata de una planta mágica y sus efectos podrían variar de una persona a otra.

Beneficios de la aplicación preventiva del Aloe Vera

La aplicación preventiva del aloe vera, impide que la piel se reseque y se queme con el sol o la refresca en casos reexposición prolongada, bajando la temperatura y produciendo una sensación de humedad; debe aplicarse una cantidad generosa de gel, crema o cristal machacado, retirarse, lavarse con agua fría y restituirse por una nueva porción de sábila. Otra alternativa es mezclarlo con aceite de oliva o de almendras, para lograr una humectación más rápida y profunda.

Casos aislados de alergia al Aloe Vera

Una pequeñísima cantidad de la población es alérgica al Aloe vera, pero en caso de nunca haberse utilizado, lo mejor es comprobar que no ocasiona ningún efecto, poniendo una pequeña porción de gel o cristal recién sacado de la hoja, en un lugar donde la piel sea delgada, como la parte interna del brazo; si pasada una hora no se presenta ninguna reacción, puede utilizarse aloe vera con tranquilidad.

In this article

Join the Conversation