Alimentación ecológica y orgánica

El ascenso de grandes multinacionales como Monsanto y su voraz persecución por el beneficio a cualquier costa, ha inundado nuestros mercados de productos transgénicos, posibles causantes de múltiples enfermedades.

Si lo que quieres es aprender a cuidar tu cuerpo y tu alimentación, es importante que consumas solamente alimentos ecológicos, ya sea de tu propio barrio o de algunas otras zonas del mundo, pero deberás asegurarte de su procedencia para evitar males mayores.

Desde RevistaMedioAmbiente, te recomendamos algunos de los siguientes productos vegetarianos:

Semillas de chía

Image result for semillas chia

Uno de los alimentos y semillas más utilizadas a lo largo de la historia. Estas semillas cuentan con multitud de propiedades y beneficios para el cuerpo, especialmente en lo relacionado con la regulación de los niveles de glucosa en sangre.

Además, las semillas de chía son uno de los alimentos con más contenido de omega 3. Por si fuera poco, las semillas de chía permiten combatir el estreñimiento y facilitan el tránsito intestinal.

Puedes consumir semillas de chía en cualquier de tus comidas, bebidas o en batidos o ensaladas.

Pipas de girasol

Image result for pipas girasol

Las famosas pipas, uno de los alimentos más entretenidos de nuestra cultura. ¿Quién no ha disfrutado de unas pipas saladas en un parque, mientras hablaba con unos amigos o disfrutaba de un paseo con el perro? Resulta que las pipas de girasol, además de ser un súper entretenido alimento, permiten combatir el estrés y contienen multitud de nutrientes muy importantes.

Desde el punto de vista cardiovascular, las pipas de girasol contienen Vitamina E y fitoesteroles, que facilitan y ayudan a reducir los niveles de colesterol LDL.

Como recomendación final, es recomendable que intentéis comprar las pipas de girasol en mercadillos o al peso, ya que los paquetes comerciales de las grandes marcas nacionales pueden tener contenido de sodio.

Semillas de Lino

Image result for semillas lino

Al igual que sucede con las semillas de Chía, las semillas de Lino contienen enormes cantidades de Omega 3. Estas pequeñas semillas ayudan en la prevención de infartos, así como protegen al cuerpo en el desarrollo de ciertos tumores. Los lignanos, también conocidos como bloqueadores de desarrollo de tumores, están concentrados en las semillas de Lino hasta 800 veces más que en cualquier otro vegetal.

Por si no lo crees, un estudio del Departamento de Ciencias Nutricionales de la Universidad de Toronto ha demostrado que las mujeres que consumen estas semillas tienen un 18% menos de riesgo de sufrir cáncer de mama.

Cómo cocinarlas o consumirlas

Aquí es donde deberemos hacer uso de nuestra imaginación. Las semillas y los alimentos vegetales pueden ser utilizados en cocidos, asados o incluso ensaladas. Además, siempre puedes utilizarlas como decorativos o aliñados de postres a base de frutas.

Finalmente, debemos hacer una pequeña mención a las posibles contraindicaciones o efectos adversos. Si actualmente sufres problemas gastrointestinales, es recomendable no consumir ninguno de estos alimentos.

In this article

Join the Conversation